Budapest-2023 cerró sus puertas

Cuba finalizó en el lugar 25 por países, con cosecha de una medalla de plata y dos de bronce, en el Campeonato Mundial de Atletismo Budapest-2023, que finalizó este domingo.

Estados Unidos dominó el medallero con balance de 12 títulos, ocho preseas de plata y nueve de bronce, seguido por Canadá (4-2-0) y España (4-1-0).

Las medallas de la Mayor de las Antillas llegaron por intermedio de los triplistas Lázaro Martínez, Cristian Nápoles y Leyanis Pérez, las figuras con más opciones precompetencia.

El sábado, el sueco Armad Duplantis volvió a tener al mundo a sus pies con su segunda corona, de manera consecutiva, en citas del orbe.

La estrella del salto con pértiga tuvo una jornada perfecta. Abrió sobre 5,55 metros, y, sin pecar de autosuficiente y con plena confianza en sus capacidades, se mantuvo sin fallos hasta los 6,10 definitivos, tramo en los que renunció a saltar sobre 5,75 y 5,90. Intentó sobrepasar los 6,23, pero ayer no era el día.

El filipino Ernest John Obiena igualó el récord para Asia, y se agenció la plata con 6,00 metros. Kurtis Marschall (AUS) y Christopher Nilsen (USA) compartieron el bronce con 5,95.

La estadounidense Chase Ealey se afianzó en la cima del ranking mundial de la impulsión de la bala, al imponerse con 20,43 metros. Sarah Mitton, de Canadá, ocupó el segundo lugar con 20,08, en tanto la china Lijiao Gong se llevó el bronce (19,69).

En los 5 000 metros, en uno y otro sexo, triunfaron los favoritos Faith Kipyegon (KEN) y Jakob Ingebrigtsen (NOR). La keniana ganó su sexta medalla en campeonatos del mundo y la cuarta de oro, además de ser la primera en esta distancia y la segunda en Budapest.

Kipyegon, de nuevo, superó a Sifan Hassan, al cruzar la meta en 14:53.88 minutos, por 14:54.11 la neerlandesa. La también keniana Beatrice Chebet completó el podio (14:54.33).

El noruego, tras haber cedido en los 1 500 metros y con tal de repetir el saldo de Oregón-2022, salió airoso con crono de 13:11.30, seguido por el español Mohamed Katir (13:11.44) y el keniano Jacob Krop (13:12.28).

Etiopía y Uganda dominaron el maratón. La etíope Amane Shankule se impuso entre las mujeres con 2:24:23 horas, mientras su compatriota Gotytom Gebreslasse fue segunda (2:24:34). La marroquí Fatima Gardadi ganó el bronce (2:25:17).

El ugandés Victor Kiplangat escaló a lo más alto con tiempo de 2:08:53. El israelí Maru Teferi quedó en plata (2:09:12) y el etíope Leul Gebresilase, en bronce (2:09:19).

Canadá hizo el uno-dos en el decatlón por intermedio de Pierce Lepage (8909 puntos) y Damian Warner (8804), el granadino Lindon Victor ocupó el tercer lugar (8756).

Asimismo, el también canadiense Marco Arop ganó en los 800m (1:44.24 minutos). Emmanuel Wanyonyi (KEN–1:44.53) y Ben Pattison (GBR–1:44.83) lo secundaron.

Entre las mujeres, coincidieron las medallistas de la pasada edición, aunque en distinto orden. Mary Moraa, de Kenia, del tercer lugar en Oregón ascendió a la cúspide, con marca personal de 1:56.03 minutos. La británica Keely Hodgkinson repitió la plata (1:56.34), en tanto Athing Mu, campeona defensora, cayó al tercer puesto (1:56.61).

El indio Neeraj Chopra conquistó el oro en el lanzamiento de la jabalina, al imponerse con disparo de 88,17 metros. Arshad Nadeem, de Pakistán, se ubicó segundo (87,82) y Jakub Vadlejch, de República Checa, tercero (86,67).

Yaroslava Mahuchikh, de Ucrania, y Eleanor Patterson, de Australia, intercambiaron lugares con respecto a Oregón-2022. La europea, luego de dos subtítulos, se elevó más que nadie, para llevarse el triunfo con 2,01 metros. Patterson se quedó con la medalla de plata (1,99) y su compatriota Nicola Olyslagers, con la de bronce (1,99).

Winfred Yavi, de Bahréin, obtuvo la victoria en los 3 000 metros con obstáculos, con la mejor marca del año (8:54.29), aventajando a las kenianas Beatrice Chepkoech (8:58.98) y Faith Cherotich (9:00.69).

Estados Unidos dominó los relevos 4×100 en uno y otro sexo, y el 4×400 entre los hombres. Noah Lyles se agenció así su tercera corona individual en Budapest. La posta norteamericana de relevo corto ganó con crono de 37.38 segundos, líder de la temporada, seguida por las de Italia (37.62) y Jamaica (37.76).

Con Sha’Carri Richardson (dos títulos y un bronce) en el tramo final, las estadounidenses registraron récord para campeonatos del mundo (41.03 segundos). Jamaica (41.21) y Gran Bretaña (41.97) completaron el podio.

Los hombres del 4×400, igualmente, hicieron marca del año con 2:57.31 minutos. Francia, con récord nacional de 2:58.45, y Gran Bretaña (2:58.71) completaron el podio.

Países Bajos se impuso en el relevo 4×400 entre mujeres, gracias a una espectacular carrera de Femke Bol (3:20.72), quien a pocos metros del final sacó el extra para sobrepasar a jamaicanas (3:20.88) y británicas (3:21.04).

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

86 + = 95