ONU define los 100 días de guerra en Gaza como una “mancha” para la humanidad

Un alto funcionario de la ONU afirmó este sábado que la guerra entre Israel y el movimiento palestino Hamás representa una “mancha” para la humanidad, en un momento en que la escalada del conflicto alcanza los 100 días. La ofensiva israelí en la Franja de Gaza se ha cobrado la vida de casi 24 000 personas.

“La muerte masiva, la destrucción, el desplazamiento, el hambre, las pérdidas y el dolor de los últimos 100 días están manchando nuestra humanidad compartida”, dijo Philippe Lazzarini, jefe de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA, por sus siglas en inglés).

Pasaron 100 días desde que comenzó la devastadora guerra, matando y desplazando a personas en Gaza, tras los horribles ataques que Hamás y otros grupos llevaron a cabo contra la población en Israel. Fueron 100 días de calvario y ansiedad para los rehenes y sus familias”, precisó.

Asimismo, se refirió al desplazamiento masivo de la población de la Franja de Gaza, provocado por los bombardeos masivos de Israel, la cual se vio obligada a “marcharse de la noche a la mañana, para trasladarse a lugares igual de inseguros”, en un estado de incertidumbre.

Ha sido el mayor desplazamiento del pueblo palestino desde 1948Esta guerra ha afectado a más de 2 millones de personas, toda la población de Gaza. Muchos llevarán cicatrices de por vida, tanto físicas como psicológicas. La gran mayoría, incluidos los niños y las niñas, están profundamente traumatizados”, aseveró.

Por otra parte, Lazzarini señaló que la operación humanitaria llevada a cabo en la zona es una “de las más complejas y difíciles del mundo, en gran parte debido a los engorrosos procedimientos para la entrada de ayuda”.

“La crisis en Gaza es un desastre provocado por el hombre, agravado por un lenguaje deshumanizador y por el uso de alimentos, agua y combustible como instrumentos de guerra”, aseguró.

Para el pueblo de Gaza, los últimos 100 días han parecido 100 años. Ya es hora de restaurar el valor de la vida humana”, concluyó.

Netanyahu: “Nadie nos detendrá: ni La Haya, ni el eje del mal, ni nadie más”

Mientras, el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, dijo este sábado durante una rueda de prensa que nadie puede impedir que el país hebreo destruya el movimiento palestino Hamás.

“Nadie nos detendrá: ni La Haya, ni el eje del mal, ni nadie más”, señaló Netanyahu, citado por la CNN. De esta manera hizo referencia a la demanda de Sudáfrica contra Israel por crímenes de genocidio contra los palestinos en la Franja de Gaza.

Además, calificó de un “ataque hipócrita” las acusaciones de Pretoria, agregando que fueron presentadas “a petición de los que llegaron para perpetrar otro holocausto contra los judío”.

De acuerdo con el mandatario, esto representa “un punto bajo moral en la historia de naciones”.

El 29 de diciembre Sudáfrica presentó una solicitud para iniciar un procedimiento contra Israel ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya en relación con sus actos “de carácter genocida” cometidos en la Franja de Gaza y buscar la suspensión urgente de la campaña militar israelí.

El país hebreo rechazó las acusaciones durante las audiencias y manifestó que es la ONU la que debería ser juzgada.

“Es la ONU la que debería ser juzgada en La Haya por hacer la vista gorda y, por tanto, actuar como cómplice en la excavación de túneles terroristas en Gaza, en el uso de la ayuda internacional para la producción de misiles y cohetes, y en la educación del odio y el asesinato”, aseveró el representante permanente israelí Gilad Erdan ante el organismo internacional.

Israel prepara operación militar para apoderarse de última frontera de Gaza

Israel quiere hacerse con el control de la frontera entre Egipto y la Franja de Gaza en una arriesgada operación, casi 20 años después de ceder el control de la zona, informó The Wall Street Journal.

Según funcionarios israelíes y egipcios, las autoridades del país hebreo ya han informado a Egipto que planean una operación militar en el enclave palestino a lo largo de la frontera. Es probable que la acción no solo implique la toma del control de la zona fronteriza, sino también la sustitución de los funcionarios palestinos que trabajan en el paso fronterizo de Rafa por personal militar israelí.

Para Tel Aviv, la retoma de la región fronteriza, conocida en Israel como ‘el Corredor Philadelphi’, será un logro estratégico.

“El Corredor Philadelphi tiene que estar en nuestras manos, tiene que cerrarse”, dijo Netanyahu a finales del año pasado, agregando que es la única medida efectiva para garantizar el desarme de la Franja de Gaza.

Además de contener el flujo de armas hacia el enclave palestino, el control de la zona fronteriza daría a Israel la capacidad de bloquear los túneles de Hamás en la zona e impedir así la salida de militantes de Gaza.

Sin embargo, para los palestinos significaría un bloqueo total del enclave y la imposibilidad de abandonar el territorio, y podría llevar a que Israel controlara la frontera durante décadas.

Además de los palestinos, en El Cairo también están preocupados por la situación, pues temen que la operación del Ejército israelí pueda dañar el territorio egipcio y violar los términos del tratado de paz de 1979 entre ambas naciones, que impone límites al número de tropas que los países pueden desplegar cerca de las fronteras en la zona.

En este contexto, Egipto ya ha rechazado la propuesta de Israel de estacionar personal de seguridad israelí en el lado egipcio de la frontera, alegando que violaría la soberanía del país.

Mientras tanto, los funcionarios israelíes afirman que para disminuir las preocupaciones van a coordinar sus acciones con la parte egipcia. Por lo tanto, aún no se ha autorizado ninguna operación a lo largo de la frontera.

“Es un verdadero dilema. La única forma de controlar una zona geográfica es controlar lo que entra y sale”, señaló un funcionario israelí y destacó que “ahora mismo, a corto plazo, en las próximas décadas, Israel necesita controlar las fronteras por cuestiones de seguridad”.

Los analistas temen que esto agrave la crisis humanitaria en la Franja de Gaza, ya que las operaciones militares tendrán que realizarse a través de la ciudad de Rafa, donde se encuentran cerca de un millón de desplazados palestinos.

(Con información de RT en Español y agencias)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

76 − 69 =