Matanzas: La Atenas de muchos

El entorno de la ciudad de Matanzas es poético. La bahía y sus ríos, además de la belleza arquitectónica, les imprimen un sosiego singular a sus habitantes. Como urbe, sigue sintiéndose joven a sus 330 años de fundada. Este 12 de octubre sus residentes festejarán la fecha, recordando su historia y aportes a la cultura cubana, por los cuales recibió varios sobrenombres, como Atenas de Cuba, La Venecia de América, Ciudad dormida, y la ciudad de los poetas o de los puentes.

Eterno canto a Matanzas

«La ciudad de Matanzas es la mirada de muchos. Esas miradas la fueron construyendo también en la dimensión de la poesía. Son los poetas, quizá, el conjunto de seres que más insistieron e insisten todavía en mirar con una entereza épica su geografía, sus calles, sus lugares», reseña en exclusiva a nuestro medio el poeta, investigador y escritor Raidel Hernández, viudo de la poetisa Carilda Oliver Labra, premio nacional de Literatura.

«Es justamente esa observación, convertida en palabra íntima, una causa legítima para que sus plazas, sus ríos, sus parques, sus puentes y su mar adquieran nuevos significados. Cada poeta y cada mirada recrean un paisaje trenzado a una vida y sensibilidad que son genuinas, y muy singulares.

«Y en algún punto, cuando es mediodía y el sol limpia con un puño de fuego el aire, nos topamos con la Matanzas de Carilda Oliver, que es ciudad de las pasiones, de las fiestas del cuerpo, de la tenaz presencia del instinto, a veces sublimado por la angustia, o por un júbilo feroz, y otras veces liberado de las normas que lo oprimen», relata.

«Puede que a muchos seduzca ese desorden sencillo, esa manera simple de acatar el amor que Carilda percibió como un destino inexorable. Su Canto a Matanzas, en este nuevo aniversario, se escucha como al principio, continúa siendo una convocatoria para celebrar a la ciudad que parió tanta poesía, un desgarrado testimonio del tiempo vivido a la vera de lo eterno», resume el autor de los libros de poesía Elogio del tiempo e Isla de Robinson, ambos premiados y publicados en España.

Añoranzas

Martha Lim Kim, viuda de Raúl Ruiz, quien fuera Historiador de la ciudad durante muchos años, calificó el asentamiento como romántico e inigualable: «Matanzas fue el amor de mi esposo Raúl. Siempre decía que él tenía tres amores: el primero era Matanzas, el segundo Alicia Alonso y yo el tercero. El término “matanceridad” creo que fue el propio Raúl quien por primera vez lo utilizó, porque consideramos que todo matancero, donde quiera que esté, siente la matanceridad como parte de su identidad nacional».

Rosario Cárdenas Prieto, directora, coreógrafa y pedagoga de la compañía que lleva su nombre, nos recordó la huella dejada por esta urbe durante su niñez y sus primeros pasos como bailarina en el Salón de los Espejos del teatro Sauto. «Matanzas es muy bella, y la aprecio recuperada, se ve que se hace tremendo esfuerzo por mantenerla bonita, como siempre ha sido», aseguró a Juventud Rebelde.

También Guillermo Carmona Casanova, director del equipo Industriales, refirió a este diario que siempre que puede vuelve a Matanzas, donde nació y conserva familiares y muchas amistades.

«Matanzas es mi lugar de nacimiento y soy una persona apegada a mis raíces, por eso siempre he sentido un gran amor por esta provincia, y por eso disfruto cuando gana en la pelota u ocupan un buen lugar… claro, no por encima de Industriales», nos dijo sonriente el ex jugador de tercera base del equipo Metropolitanos.

El médico Alfredo José Triolet Estorino, nieto de Ernesto, el fundador de la Botica Francesa de Matanzas (hoy Museo Farmacéutico), confiesa que desde niño estuvo enamorado de Matanzas: «Y todavía sigo enamorado, cada día más, porque cuando uno está llegando y ve su bahía, uno se emociona».

Ciudad protagónica

El Doctor en Ciencias Ercilio Vento Canosa, historiador de la ciudad de Matanzas, significó a JR como lo más importante de la ciudad, independientemente de su valor cultural, el hecho de que se construyó con los criterios más avanzados de los tratadistas italianos del Medioevo, y eso se respetó a lo largo de los siglos XIX, XX y lo que va del XXI.

«Esto representa una singularidad dentro de la urbanística, no solo de Cuba, sino del nuevo mundo, en particular el latinoamericano», enfatiza el también especialista en Segundo grado en Medicina Legal.

Matanzas se construye bajo los criterios de las ordenanzas reales dentro de las Leyes de Indias de Felipe II, a diferencia de otras ciudades de Cuba. De hecho, Matanzas nace como ciudad de «arte y plano» y eso es una singularidad total, precisa.

«El propio origen del nombre marca una situación importante, porque aparece en 1526 en un mapa, y responde a un suceso cuya locación exacta en el entorno de la bahía no se puede precisar, pero sí tuvo un impacto, desde el momento en que el nombre quedó y forma parte de la historia de la ciudad», comenta Vento Canosa.

Matanzas es una ciudad protagónica de la historia patria, pues llega a convertirse en el siglo XIX en la segunda de Cuba por su capacidad productiva, y también tristemente célebre por la gran cantidad de esclavos. La región contaba con más de 600 ingenios, detalla Vento Canosa.

Por el cumpleaños

Daylin Bárbara Alfonso Mora, presidenta de la Asamblea Municipal del Poder Popular, explicó que en el territorio se encuentran cuatro barrios en transformación: Paso del Medio, La Marina, Dubrocq y las márgenes del río San Juan.

También se llevó a cabo la remodelación del complejo cultural, recreativo y gastronómico Monserrate, además de la reparación de varios consultorios del médico y la enfermera de la familia, la inauguración de la sala del cuerpo de guardia del hospital provincial Faustino Pérez, la construcción del nuevo parador fotográfico de la bahía, la biblioteca provincial Gener y del Monte y un moderno Ocio club.

«Siempre hemos tratado de rescatar la cultura patrimonial», insiste la dirigente local, quien añadió que un amplio y variado programa de actividades por la Jornada de la Cultura Cubana se extiende hasta el próximo 20 de octubre.

El aniversario de la fundación de la ciudad se espera con un gigante danzoneo en el Parque de la Libertad, donde 330 parejas de todas las edades bailarán a ese ritmo, originario de esta zona.

Asimismo, una conga transitará por las principales calles y se programan fuegos artificiales con toque de campanas de todas las instituciones religiosas. Ya en la noche, para celebrar por todo lo alto, se presentará la orquesta de Manolito Simonet y su Trabuco a partir de las 11:00 p.m. en el área del viaducto.

Festejaremos así los 330 años de la conocida popularmente Atenas de Cuba, donde el pensamiento, el accionar y los sentimientos la reafirman como una de las ciudades más hermosas del país. (Texto y fotos: Hugo García)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + 1 =