En el 46 aniversario de Radio Victoria de Girón

Y fueron los tambores que rajaron
la espalda de aquel día con sus gritos
llevando hasta los ranchos más lejanos
una ilusión festiva de domingo.
Y fueron las muchachas y muchachos
desandando la euforia de los trillos
hasta llegar en un clamor sonámbulo
donde el conjuro mágico del ritmo.
Y fue la radio que borró sus grises
y navegó borracha de pitirres
como una carcajada jagüeyense.
y fue el amor que se pintó de rosas
con su estación de radio más hermosa
más limpia, más formal, más combatiente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − = 10