El presidente cubano Miguel Díaz-Canel en la sede del Parlamento de San Vicente y las Granadinas

El presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez fue recibido este lunes en la sede del Parlamento de San Vicente y las Granadinas para participar en una sesión especial en su honor. La noticia la publica el sitio de la Presidencia de la República en su cuenta de Twitter.

El mandatario arribó a Kingstown el pasado sábado y en la tarde de ese mismo día dialogó con el primer ministro, Ralph Gonsalves, sobre temas como la posición caribeña y latinoamericana ante la exclusión de La Habana de la última Cumbre de las Américas, celebrada en Estados Unidos.

Durante el encuentro, Díaz-Canel agradeció el respaldo del área a la resolución contra el bloqueo económico, comercial y financiero de EE.UU., presentada por la Isla todos los años en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

De acuerdo con el presidente cubano, ello demuestra una relación bilateral por encima de la formalidad, seria, profunda y de hermanos, y consideró esta visita como una manera de honrar la fundación de ese vínculo, a partir de la amistad entre Gonsalves y el líder histórico cubano, Fidel Castro.

El jefe de Estado ratificó la voluntad de consolidar los nexos con la región caribeña y señaló entre las múltiples acciones de cooperación conjunta los sectores de turismo, producción de alimentos, formación de recursos humanos, áreas de infraestructura y construcciones, salud y medicamentos.

Por su parte, Gonsalves catalogó el recorrido como simbólico pues estrecha los lazos entre pueblos y Gobiernos y la solidaridad internacional, confirma la disposición en el avance sobre determinados asuntos de interés mutuo y ratifica el apoyo histórico dado por la Isla al Caribe.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, agradeció a los legislativos de San Vicente y las Granadinas por la ayuda brindada a su país tras accidentes y desastres naturales.Durante una sesión especial en el Parlamento, el mandatario de la isla reconoció las muestras de apoyo y los recursos compartidos por esa nación.

Díaz-Canel recordó el legado del líder de la Revolución Cubana Fidel Castro, un guía en el camino de la solidaridad con los hermanos territorios del Caribe y ratificó el acompañamiento de La Habana en los justos reclamos de reparaciones históricas por los daños del colonialismo y la esclavitud.

En ese espacio organizado en su honor, el presidente afirmó que “solo tenemos una vía para enfrentar estos desafíos de manera efectiva y satisfactoria: la unidad e integración de los pueblos”.

Por su parte, el primer ministro Ralph Gonsalves ratificó la postura de su país de rechazo de forma inequívoca al continuo esfuerzo de Estados Unidos de intervenir en los asuntos internos de Cuba y denunció el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Washington.

También condenó la inclusión de la isla en la lista unilateral de países patrocinadores del terrorismo y aseguró que Kingstown y La Habana trabajan y avanzan en la integración regional y la defensa a la Carta de las Naciones Unidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 3 =