¿cómo conservar los ajos?

Seguramente alguna vez te has detenido a pensar ¿como conservar los ajos? Y es que el ajo es uno de los ingredientes más clásicos de la cocina cubana e internacional, por eso en ocasiones puede que se nos acumule y no sepamos qué hacer.

Muchos platos no tienen el mismo sabor sin el ajo, no nos puede faltar para preparar un delicioso guiso, una sopa, una salsa, pastas o un arroz con vegetales.

En ocasiones cuando se acumulan muchos ajos en casa y no se conservan adecuadamente estos tienden a estropearse, por lo general se resecan, se pudren o se vuelven blandos, en consecuencia, pierden su aroma y sabor.

También puede ocurrir que los ajos comiencen a germinar, lo que indica que ya no están en condiciones para ser consumidos.

Si no sabes cómo conservar los ajos para que duren varios meses, aquí te ofrezco algunas variantes, usando diferentes métodos caseros, que puedes de manera muy fácil.

¿qué métodos utilizar para conservar los ajos?

Conservar los ajos es muy fácil y requiere de poco tiempo. Emplea estos diversos métodos de conservación que te muestro a continuación para que ahorres dinero y tiempo en la cocina.

Utensilios que podemos utilizar para conservar los ajos:

  • Frascos de cristal
  • Bolsas de nylon
  • Licuadora
  • Recipiente metálico
  • Recipiente plástico o de vidrio con tapa

 Y como ingredientes solo necesitaremos cabezas de ajo, aceite de oliva y agua.

conserva el ajo entero

  1. Desmenuza las cabezas de ajos y pela todos los dientes.
  2. Colócalos en un recipiente o pomo de cristal.
  3. Vierte el aceite hasta cubrirlos completamente.
  4. Guarda el frasco en un lugar fresco.

Puedes conservar los ajos de esta manera durante tres meses.

conserva el ajo en polvo

Esto es lo que tienes que hacer:

  1. Pela y corta los dientes y colócalos en un recipiente de vidrio.
  2. Coloca el recipiente con los ajos en el horno a una temperatura de 300oC por 2 horas y media.
  3. Pasado este tiempo los ajos quedarán tostaditos; verifica que se puedan quebrar con las manos.
  4. Pon los ajos en la licuadora y licúalos hasta que se hagan polvo.
  5. Pasa el polvo de ajo por un colador para eliminar los trozos que puedan quedar.
  6. Consérvalo en un recipiente plástico o de cristal.

prepara pasta de ajo

  1. Pela los ajos y colócalos en el recipiente de metal.
  2. Agrégalos a la licuadora y adiciona el aceite hasta que queden totalmente sumergidos.
  3. Licúa hasta hacer una pasta homogénea.
  4. Vierte la pasta de ajo en un recipiente plástico con tapa.
  5. Finalmente pon un poco más de aceite encima de la pasta, no lo mezcles con la pasta ya que este se encargará de conservarla.
  6. Guarda el recipiente en el refrigerador.

pasta de ajo congelada

  1. Pon los dientes de ajo previamente pelados en una licuadora o procesador de alimento sin aceite.
  2. Licúalos hasta que se haga una pasta o déjalos en trocitos.
  3. Pon la pasta en una bolsa de nylon que selle herméticamente.
  4. Presiona la bolsa con las manos para distribuir la pasta uniformemente por toda la bolsa.
  5. Con ayuda de una regla o un palillo, marca líneas horizontales en la bolsa y luego líneas verticales, para dividir la pasta de ajo en porciones iguales. Has los cuadritos en dependencia de la cantidad de ajo que usas usualmente para cocinar
  6. Coloca la bolsa con cuidado en el congelador.

Luego de tres horas aproximadamente quedarán marcados los cuadritos y te será más fácil separarlos cuando los necesites, podrás conservarlo durante seis meses.

¿cómo conservar los ajos?

Seguramente alguna vez te has detenido a pensar ¿como conservar los ajos? Y es que el ajo es uno de los ingredientes más clásicos de la cocina cubana e internacional, por eso en ocasiones puede que se nos acumule y no sepamos qué hacer.

Muchos platos no tienen el mismo sabor sin el ajo, no nos puede faltar para preparar un delicioso guiso, una sopa, una salsa, pastas o un arroz con vegetales.

En ocasiones cuando se acumulan muchos ajos en casa y no se conservan adecuadamente estos tienden a estropearse, por lo general se resecan, se pudren o se vuelven blandos, en consecuencia, pierden su aroma y sabor.

También puede ocurrir que los ajos comiencen a germinar, lo que indica que ya no están en condiciones para ser consumidos.

Si no sabes cómo conservar los ajos para que duren varios meses, aquí te ofrezco algunas variantes, usando diferentes métodos caseros, que puedes de manera muy fácil.

¿qué métodos utilizar para conservar los ajos?

Conservar los ajos es muy fácil y requiere de poco tiempo. Emplea estos diversos métodos de conservación que te muestro a continuación para que ahorres dinero y tiempo en la cocina.

Utensilios que podemos utilizar para conservar los ajos:

  • Frascos de cristal
  • Bolsas de nylon
  • Licuadora
  • Recipiente metálico
  • Recipiente plástico o de vidrio con tapa

 Y como ingredientes solo necesitaremos cabezas de ajo, aceite de oliva y agua.

conserva el ajo entero

  1. Desmenuza las cabezas de ajos y pela todos los dientes.
  2. Colócalos en un recipiente o pomo de cristal.
  3. Vierte el aceite hasta cubrirlos completamente.
  4. Guarda el frasco en un lugar fresco.

Puedes conservar los ajos de esta manera durante tres meses.

conserva el ajo en polvo

Esto es lo que tienes que hacer:

  1. Pela y corta los dientes y colócalos en un recipiente de vidrio.
  2. Coloca el recipiente con los ajos en el horno a una temperatura de 300oC por 2 horas y media.
  3. Pasado este tiempo los ajos quedarán tostaditos; verifica que se puedan quebrar con las manos.
  4. Pon los ajos en la licuadora y licúalos hasta que se hagan polvo.
  5. Pasa el polvo de ajo por un colador para eliminar los trozos que puedan quedar.
  6. Consérvalo en un recipiente plástico o de cristal.

prepara pasta de ajo

  1. Pela los ajos y colócalos en el recipiente de metal.
  2. Agrégalos a la licuadora y adiciona el aceite hasta que queden totalmente sumergidos.
  3. Licúa hasta hacer una pasta homogénea.
  4. Vierte la pasta de ajo en un recipiente plástico con tapa.
  5. Finalmente pon un poco más de aceite encima de la pasta, no lo mezcles con la pasta ya que este se encargará de conservarla.
  6. Guarda el recipiente en el refrigerador.

pasta de ajo congelada

  1. Pon los dientes de ajo previamente pelados en una licuadora o procesador de alimento sin aceite.
  2. Licúalos hasta que se haga una pasta o déjalos en trocitos.
  3. Pon la pasta en una bolsa de nylon que selle herméticamente.
  4. Presiona la bolsa con las manos para distribuir la pasta uniformemente por toda la bolsa.
  5. Con ayuda de una regla o un palillo, marca líneas horizontales en la bolsa y luego líneas verticales, para dividir la pasta de ajo en porciones iguales. Has los cuadritos en dependencia de la cantidad de ajo que usas usualmente para cocinar
  6. Coloca la bolsa con cuidado en el congelador.

Luego de tres horas aproximadamente quedarán marcados los cuadritos y te será más fácil separarlos cuando los necesites, podrás conservarlo durante seis meses.

 ¿qué hacer para conservar mejor los ajos?

Te he enseñado algunos métodos para que puedas conservar y aprovechar los ajos durante varios meses, pero para que estos procedimientos queden mejor te daré algunas recomendaciones:

  1. Para pelar los ajos con mayor facilidad, colócalos en un frasco de cristal o plástico con tapa y agita con fuerza durante unos segundos hasta que las cáscaras se rompan.
  2. Otra manera de pelar los dientes de ajos es cortarlos por una de sus orillas y presionarlos con un cuchillo hasta que la cáscara reviente, usa la alternativa que te sea más fácil.
  3. Corta los dientes de ajo en trozos pequeños con un cuchillo, ponlos en un frasco de cristal con aceite y guarda el frasco en el refrigerador.
  4. Si no tienes aceite de oliva, usa cualquier otro aceite vegetal para conservar.
  5. Puedes congelar los ajos sin aceite ni agua.
  6. Pon los ajos previamente cortados o licuados en una cubeta de hacer cubitos de hielo, agrega aceite encima y guarda en el congelador.

¿cuáles son las propiedades del ajo?

El ajo no solo es preferido en la cocina para potenciar los sabores de las recetas que puedas preparar, sino también porque es un alimento con muchísimas propiedades:

  • Es antibacteriano y antiviral, por eso es recomendado para combatir infecciones respiratorias causadas por bacterias y virus.
  • Ingerir un diente de ajo con miel mejora el resfriado y la congestión nasal.
  • Es expectorante y descongestionante pulmonar.
  • Previene las intoxicaciones alimentarias provocadas por bacterias.
  • Ayuda en el tratamiento de infecciones causadas por hongos como la tiña y el pie de atleta.
  • Estimula el sistema inmune.
  • Alivia el dolor de muelas debido a que tiene propiedades analgésicas y antibacterianas.
  • Es una alternativa para las personas que tienen deficiencia de hierro.
  • Ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre.
  • Por su alto nivel de yodo se usa para tratar el hipertiroidismo.
  • Es desintoxicante, limpia el hígado, los pulmones y el estómago.
  • Ayuda a combatir la osteoartritis.
  • Es un relajante muscular natural.
  • Es diurético y antiinflamatorio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

73 + = 75