En la participación y en la unidad están las fuerzas para salir adelante (+ Video)

Cinco provincias han sido visitadas, durante los primeros días de enero, por la alta dirección política del país, para desatar nudos y encontrar soluciones en pos de avanzar con mayor celeridad. En Caibarién y Cabaiguan, el Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, compartió con campesinos, directivos de empresas agroindustriales, y con el pueblo.

Explicó que «estamos haciendo una visita y un recorrido por todo el país, en el cual en cada provincia visitamos un municipio para ver cómo van los programas, sobre todo, de desarrollo económico y social. Después, con los cuadros principales de la provincia y los municipios, estamos haciendo un grupo de reflexiones sobre las prioridades de trabajo, por parte del Partido, para el año 2024».

Con respecto a la comunidad, enfatizó en que «la transformación social tiene que partir de la participación de la población». En el municipio del norte villaclareño llegó a la fábrica de confituras, dotada con una modernísima tecnología; y a la Casa de Abuelos Dionisio Rivero Montalvo, en la cual los 25 cubanos que mucho han vivido y se benefician del centro están contentos.

En Cabaiguán fue a la finca Santa Gertrudis. Allí, Alex Raúl Castañeda tiene tabaco de capa y cultivos varios. «Ellos están bloqueados, como todos; ellos logran resultados. ¿Cómo lo generalizamos?», preguntó el Jefe de Estado, quien visitó la finca perteneciente a la Empresa Agroindustrial Cabaiguán, acompañado por el miembro del Buró Político y secretario de Organización del Comité Central del Partido Comunista, Roberto Morales Ojeda, como en todo el recorrido.

Díaz-Canel afirmó que estamos viendo dos tipos de personas: los que se cruzan de brazos y no hacen, y los que sí hacen.  «Los que hacen falta, dijo, son los que inspiran a hacer».

Visitó, en la demarcación espirituana, el negocio familiar Laminados Concepción, que produce las finas capas de cedro que van dentro de las cajas de tabaco, y la Refinería de Petróleo Sergio Soto, que refina crudo nacional y cuenta con 270 trabajadores.

En la reunión con las autoridades locales de Cabaiguán, reflexionó, además, sobre el esfuerzo a nivel de país para no detener la marcha de 32 programas sociales, en uno de los momentos más difíciles. Ahí están, señaló, las casas de abuelos, los hogares maternos, los círculos infantiles. «¿Cómo, si se protegen los programas sociales, alguien puede pensar que se va a desproteger a la población?», sintetizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + = 15