Día Mundial contra la Trata de Personas: Un llamado hacia la dignidad humana (+audio)

Desde 2010, la Asamblea General de las Naciones Unidas determinó la celebración de cada 30 de julio como Día Mundial contra la Trata de Personas. La connotación de esta jornada cobra más importancia cuando se hace aún más necesario concientizar a las personas y en particular a los gobiernos respecto a esta grave problemática y su expansión a nivel mundial.

Definida por la Convención de Naciones Unidas aprobada en 2000 en la ciudad de Nueva York contra la delincuencia organizada transnacional, la trata de personas representa la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación.

Igualmente agrega que esta explotación incluye, como mínimo, a la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos.

Se estima que aproximadamente el 30% de las víctimas de la trata de personas son niños empleados en la mayoría de los casos para la realización de trabajos forzosos en condiciones laborales precarias, mientras el otro 70%, correspondiente a mujeres y niñas, sufre con mayor incidencia los embates de la explotación sexual desde muy temprana edad y, si a ello se agregan los casos relacionados con hechos delictivos como la comercialización de órganos en el mercado negro o el tráfico de drogas, la incidencia de este flagelo se dispara considerablemente.

Por otro lado, con el globalmente expandido uso de las tecnologías, intensificado por el impacto de la COVID-19 y el auge de las plataformas online, desafortunadamente la trata de personas ha extrapolado su incidencia hacia el terreno ciberespacial. Con las facilidades que Internet ofrece a los traficantes para reclutar, explotar y controlar a sus víctimas, organizar su transporte y alojamiento, así como publicitarlas, llegar a potenciales clientes, proporcionar vías comunicativas entre los perpetradores y ocultar las ganancias criminales y apoyados en la rapidez, rentabilidad y anonimato que la red de redes les suministra, estos delincuentes perciben al universo digital como un escenario propicio para descollar sus fechorías.

Entre las más reconocidas iniciativas para combatir esta problemática social la Organización de las Naciones Unidas ideó en 2008 la campaña “Corazón Azul”, una alternativa para incentivar a la población mundial y sensibilizarla en torno a la lucha contra la trata de personas y su impacto en la sociedad. El corazón azul ha devenido entonces símbolo internacional en esta batalla, representando la tristeza de sus víctimas y la insensibilidad de aquellos que se benefician de su práctica y siendo un canal para la promoción de campañas comunitarias para erradicar esta forma moderna de esclavitud.

Con el fin de comprometer a los países en la lucha por erradicar Trata de Personas, en 2003 entró en vigor el Protocolo de las Naciones Unidas para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, el cual hasta 2020 ha sido ratificado por 176 Estados, entre ellos Cuba.

Nuestro país ha refrendado en el artículo 66 de la Constitución la prohibición del trabajo de las niñas, los niños y los adolescentes. Igualmente, muestra logros en materia de protección social y seguridad ciudadanas, igualdad de oportunidades para las personas, programas para el empoderamiento de la mujer, el acceso gratuito a los servicios de salud, la educación, la cultura, el deporte y la recreación. Estas acciones permiten fortalecer la percepción de riesgo en la población e influir en algunas conductas nocivas.

De igual forma en la Isla existen otras leyes, resoluciones y decretos que amparan la seguridad de los ciudadanos. Sin embargo es vital mejorar la efectividad de las medidas preventivas de todo tipo y de manera prioritaria con los medios de comunicación. Todas las instituciones que garantizan la prevención y protección ante este delito, tienen conformados los planes y normas jurídicas para llevar adelante la labor preventiva. Además, se hace especial énfasis en la capacitación del personal, así como en la divulgación de los planes de acción para aumentar la percepción de riesgo en toda la población.

Para ello, bajo la política de “tolerancia cero” se elaboró el Plan de Acción Nacional para la Prevención y Enfrentamiento de la Trata de Personas en Cuba y la Protección a las Víctimas (2017-2020) divulgado en la Gaceta Oficial de la República No. 33 extraordinaria de 2 de agosto de 2017 y que constituye una herramienta fundamental en la actuación coordinada entre el Estado y las organizaciones de la sociedad civil cubana para el abordaje a este grave delito.

Asimismo las autoridades de la mayor de las Antillas continúan las acciones de cooperación y el intercambio oportuno de información con las organizaciones internacionales, la Organización Internacional de Policía Criminal (INTERPOL), el sistema de las Naciones Unidas y los organismos homólogos de países europeos y de la región, en aras de propiciar una mayor prevención y enfrentamiento a la trata de personas, toda vez que la atención especializada a las víctimas y a las personas con más vulnerabilidad, en particular niñas, niños, mujeres, adultos mayores y discapacitados continúa siendo prioridad para nuestro país.

La celebración del Día Mundial contra la Trata de Personas no es solo un reclamo humanitario que apela a las necesarias visualización, sensibilización, divulgación y realización de acciones para de una vez por todas eliminar este doloroso flagelo, sino que representa un gran paso de avance de las distintas naciones del orbe para hacer valer el precepto martiano en pos de la dignidad plena del hombre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 52 = 56