CTC celebra Orden Carlos J. Finlay a científicos matanceros

La Central de Trabajadores de Cuba (CTC) en Matanzas celebró el otorgamiento de la Orden Carlos J. Finlay a cinco reconocidos científicos de esta occidental provincia, honra recibida en el contexto de las actividades por el Primero de Mayo.

CTC

Es una gran alegría justo cuando estamos inmersos en un ambiente por el Día Internacional de los Trabajadores, sostuvo Osmar Ramírez Ramírez, el secretario general de la organización sindical.

Resaltó los méritos de los relevantes doctores en ciencias (Dr.C) Leydis Fonte, Marcos Esperance, Luis A. Hernández y Jesús Iglesias, todos pertenecientes a la Estación Experimental de Pastos y Forrajes Indio Hatuey, en el municipio Perico.

Entre los cinco condecorados descuella el Dr.C Joaquín García Dihigo, prestigioso investigador en la materia de Ergonomía y Seguridad y Salud en el Trabajo, y profesor titular en la Universidad de Matanzas, cuya labor apreciamos mucho en la CTC, resaltó Ramírez.

El máximo dirigente del movimiento sindical matancero destacó el hecho de que cuatros los reconocidos sean de Indio Hatuey, primer centro científico de la rama agropecuaria que el pasado 8 de marzo cumplió 62 años de creado, gracias a la visión del eterno Comandante en Jefe Fidel Castro.

Ramírez ponderó el papel de la ciencia y la innovación en los procesos de creación de bienes y servicios, su rol en la generación de conocimientos en pos de un mejor desempeño de las empresas y el progreso a ámbito territorial.

Concedida a profesores e investigadores de la Educación Superior en el país, con valiosos aportes durante los años 2022 y 2023, la Orden es la máxima distinción que otorga el Consejo de Estado de la República de Cuba a personalidades nacionales y extranjeras.

Reconoce méritos extraordinarios y valiosos aportes al desarrollo de las ciencias naturales o sociales, a actividades científicas o de investigación, que hayan contribuido de forma excepcional al progreso de las ciencias y en beneficio de la humanidad, y en especial a la preservación y mejoramiento de la salud y bienestar del pueblo.

En honor al doctor y científico cubano Carlos J. Finlay, descubridor del mosquito agente transmisor de la fiebre amarilla, fue instituida por el Decreto N° 77, de 21 de enero de 1928, y ratificada, con nuevos elementos, mediante el Decreto – Ley N° 30 de 10 de diciembre de 1979.

Están facultados para proponerla el Consejo de Ministros, los ministerios de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, de Salud Pública, de Educación Superior y el Presidente de la Academia de Ciencias de Cuba.

Radio 26

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 1 = 2