Asaltantes del Crocus City Hall estaban drogados, arroja investigación

Los terroristas que atacaron la sala de conciertos Crocus City Hall, en las afueras de Moscú, estaban bajo la influencia de sustancias estupefacientes o psicotrópicas, comunicó el Ministerio del Interior de Rusia.

“Los cuatro estaban en estado alterado debido al efecto de sustancias psicoactivas. El tipo de droga o psicotrópico que consumieron se está determinando mediante los exámenes correspondientes”, informó el organismo.

Las fuerzas de seguridad rusas no descartaron que los sospechosos del atentado consumieran sustancias prohibidas no solo el día del ataque terrorista.

El 25 de marzo, el Tribunal Basmanny de Moscú dictó prisión preventiva para cuatro acusados de llevar a cabo el atentado: Dalerdzhón Mirzóyev, Saidakram Rachabalizodá, Shamsidín Fariduní y Mujammadsobir Faízov.

Fueron detenidos en la región de Briansk cuando se dirigían hacia la frontera con Ucrania. Posteriormente, fueron arrestados cuatro presuntos cómplices de los atacantes: los hermanos Aminchón y Dilovar Islómov y su padre, Isroil Islómov, así como Alisher Kasímov.

Perpetrado el pasado 22 de marzo, el atentado terrorista en la sala de conciertos Crocus City Hall, en Krasnogorsk, cerca de Moscú, dejó 143 muertos, según los últimos reportes.

Según los últimos datos, unas 360 personas fueron heridas en el ataque. Once  implicados fueron detenidos, entre ellas los cuatro autores directos.

(Con información de Prensa Latina)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + 7 =