Pura noche tunera abrió la final beisbolera

Para este domingo fueron anunciados Eliander Bravo por los portadores del hacha y Raymond Figueredo por la tropa habanera. Foto: Roberto Morejón/ JIT.

Otro relevo brillante de Rodolfo Díaz en la postemporada, una conexión oportuna de Denis Peña para girar el rumbo del partido y una ofensiva arrolladora de 13 indiscutibles dieron a los Leñadores de Las Tunas el primer éxito de la final beisbolera sobre los Leones de Industriales (7-2), en una noche matizada por una concurrencia récord en el estadio Julio Antonio Mella.

El duelo entre Alejandro Meneses y Silvano Hechevarría cumplió las expectativas hasta el quinto capítulo, aunque fueron los locales quienes marcaron primero en el tercero tras haber amenazado en las dos entradas iniciales, en tanto los capitalinos ripostaron con dos en el quinto tras triple de Oscar Valdés y sencillos consecutivos de Jorge Enrique Alomá y Roberto Acevedo.

La tropa de Abeisy Pantoja emparejó las acciones en la parte baja de ese propio episodio por indiscutible de Dailier Peña y triple de Héctor Castillo, lo que decretó la salida del abridor industrialista y la aparición de Rafael Perdomo, quien no entró nada controlado y regaló par de boletos a Yunior Otero y Danel Castro. Fue entonces que ocurrió un imprevisto de electricidad, al quedar cuatro torres sin alumbrado, rotura que demoró casi una hora en solucionarse.

Tras el retorno del fluido eléctrico, en el box azul ya estaba el relevista Frank Herrera, que pudo salir sin más anotaciones en ese momento, hasta que en el séptimo Roberto Baldoquín rompió el abrazo a dos con incogible al izquierdo que encontró a Danel y Yosvani Alarcón en las almohadillas, aunque este último fue out en un mal corrido entre segunda y tercera.

Las carreras que sepultaron cualquier aspiración sobrevendrían acto seguido, cuando el alto mando azul decidió pasar intencional a Yordanis Alarcón para lanzarle a Denis Peña, quien pegó largo doble entre center y left para remolcar dos más y abrir la pizarra con ventaja de tres.

Finalmente, en el octavo, los anfitriones volvieron a ratificar lo que mejor saben hacer: batear. Tras boleto a Héctor Castillo, tres sencillos en línea de Otero, Danel y Yosvani dieron la estocada mortal a los Leones, que amenazaron en octavo y noveno, pero nada pudieron hacer frente a los envíos de Rodolfo Díaz, sustituto de Meneses en el quinto y que apenas soportó 4 hits de los 16 bateadores enfrentados.

Para este domingo fueron anunciados Eliander Bravo por los portadores del hacha y Raymond Figueredo por la tropa habanera.

Moralejas del partido:

– Aunque la sonrisa de la victoria tunera fue indiscutible por más producción de carreras y certero picheo, en el corrido de las bases dejaron mucho que desear, sobre todo Castillo intentando llegar a home tras un triple y Yosvani Alarcón en el séptimo luego del jit de Baldoquín.

– Por enésima ocasión, ambos mentores usaron el toque de bola en condiciones que el béisbol moderno no concibe ya. El máscara azul, Oscar Valdés, lo hizo en el séptimo inning luego de que Torriente abriera con cañonazo y Yunior Otero en el octavo cuando ganaban ampliamente por diferencia de tres. ¡Hasta cuándo!

– Será difícil que el mentor Pantoja cambie a estas alturas la alineación, pero Danel Castro no debe ocupar el tercer turno en esa nómina. Nombres como el propio Yosvani o Baldoquín lucirían y aportarían más, dadas las limitaciones incluso en cuanto a velocidad en las bases del otrora campo corto y que ha dicho ya que estos pudieran ser sus últimos juegos antes del retiro.

– Muy mala y poco estudiada la jugada de bolear a Yordanis Alarcón para lanzarle a Denis Peña con dos hombres en circulación. El inicialista tunero es el que más veces ha empujado corredores en circulación de toda la postemporada en ese equipo. Y ahora ratificó sus nervios de acero y remolcó dos.

– Imposible pensar en una sonrisa para Industriales si su tanda de arriba, del uno al quinto, no fabrica carreras (de 15-0). El protagonismo esta vez lo tuvieron los hombres de abajo. Ante la ausencia de Yasmani Tomás, la entrada de Walter Pacheco no complace. Por cierto, el capitalino salió hacia La Habana para facilitarle el reposo.

– La cadena de victorias de los Leñadores tuneros en su cuartel general del Estadio Julio Antonio Medalla es impresionante. Van por seis consecutivas en play off y tres meses sin conocer una derrota allí, pues la última fue el 5 de mayo frente a Pinar del Río. ¿Romperán esa cábala los Leones este domingo?

– La labor de Rodolfo Díaz fue encomiable, pero para el noveno se debía llamar al cerrador Alberto Pablo Civil. La explicación del mentor en la conferencia de prensa, no logra convencer. ¿Perderlo para otro día? ¿No era más importante preservar la ventaja y asegurar triunfo? ¿No hay toda la confianza que demanda en él?

– Sin grandes sorpresas el resultado del primer desafío, a grada llenas con más de 15 000 espectadores, a quienes vimos, una buena parte de ellos, comprar su entrada y entrar al estadio desde las 12:00 del mediodía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

99 − 91 =