El Partido convierte a la cultura en patrimonio vivo del pueblo

Un grupo compuesto por 36 delegados e invitados de Cárdenas participará en la Asamblea provincial del Partido Comunista de Cuba (PCC), que sesionará próximamente en la ciudad de Matanzas.

Manuel Alvariño Hernández es uno de los jóvenes militantes que asistirá a la cita partidista, con el propósito de debatir sobre temas de importancia para el desarrollo socioeconómico del país.

Manolito, como lo llaman sus conocidos, es un músico cardenense que ama su terruño y su país. Sin esforzar mucho la memoria, recuerda el momento exacto en que ingresó a las filas del PCC, en julio de 2013, a partir de un crecimiento especial. En ese entonces pertenecía a las filas de la Unión de Jóvenes Comunistas y obtuvo la doble militancia.

Confiesa que con ese paso asumía un gran compromiso. No lo vio como el final de una etapa, sino como un momento de continuidad, que mostraba su madurez política. “Es la oportunidad de poder trabajar dentro de la organización, en pos del mejoramiento de la ciudad donde radicamos y del país.

“En el sector de la cultura uno encuentra una guía bien clara para orientar el trabajo cultural en Palabras a los Intelectuales, que forma parte del pensamiento y la obra del Comandante en Jefe Fidel Castro. Ahí queda plasmado hacia dónde debe ir la cultura para convertirse en patrimonio vivo del pueblo, y creo que el Partido juega un rol preponderante en el cumplimiento de ese objetivo.

“Uno de nuestros principales retos es llevar la cultura a los lugares más recónditos. Cárdenas es un municipio bastante grande, con muchos consejos populares, algunos enclavados fuera del área citadina, con poco acceso a este tipo de actividades. Necesitamos llegar ahí con propuestas atractivas que sean enriquecedoras para todo tipo de grupo etario.”

Actualmente se desempeña como director del museo A la Batalla de Ideas, único de su tipo en Cuba. Con esta responsabilidad, que asumió con la jovialidad y la disciplina que lo caracterizan, enfrentaba la tarea de llevar la experiencia vivida a los nuevos tiempos, con una mirada más fresca.

A dos décadas de creado, este centro cuenta la historia más reciente de la Revolución. En sus salas se reflejan muchos de los programas sociales impulsados al calor de la Batalla de ideas, gran parte de los cuales se han mantenido o perfeccionado a lo largo de estos años.

“Es importante que las nuevas generaciones conozcan la génesis de estos programas que son la esencia de la Revolución, que demuestran lo capaz que ha sido en el trabajo por y para el pueblo, hacia el más vulnerable, en medio de un escenario de agresiones por parte del gobierno de los Estados Unidos.”

En estos años de pandemia, el colectivo ha encontrado nuevas formas de acercarse a la comunidad. Al decir del joven cardenense, lo han hecho con una oferta cultural construida sobre la base de lo que quiere y necesita el pueblo, porque a él se deben.

“Nos hemos mantenido en estrecho vínculo mediante la radio base, que solo abarca el área del parque José Antonio Echeverría, pero que es un lugar muy transitado. Las redes sociales nos dan la posibilidad de intercambiar. Por esa vía dialogamos y aplicamos encuestas sobre la oferta cultural que proponemos. A partir de ahí medimos lo que hay que cambiar o perfeccionar, y eso nos hace mejorar, y aumentar el público que pudiéramos tener en nuestros espacios.

“Además, otra de nuestras prioridades es establecer un diálogo directo en las comunidades, poder llevar el museo a distintos lugares que no están enmarcados dentro de la institución, y desde allí lograr que las personas vean algún elemento del centro y luego nos visiten.”

Manolito también trabaja para traer de vuelta el Patio de los Cangrejos, una opción artística donde confluían muchos elementos de la trova.

La mejora de la imagen y una oferta variada, que incluya diversos géneros cultivados tradicionalmente en la ciudad, constituyen prioridades para ofrecer un espacio donde los artistas de la localidad puedan desarrollar su talento.

“Al interior del museo tenemos la meta de poner la tecnología en función de comunicar la historia. Hay muchos materiales audiovisuales que podemos utilizar como una forma de mostrar momentos trascendentales de la Batalla de ideas, como, por ejemplo, la lucha del pueblo cubano que se unió en para rescatar al niño Elián y regresarlo al seno de su familia junto a su padre.

«También dedicaremos un área al estudio de la vida y obra de Fidel, en la sala de los logros de la Revolución, con el apoyo de las nuevas tecnologías, de forma tal que sea más atractivo para las nuevas generaciones.”

El joven de 34 años considera que la participación en la Asamblea provincial será clave para perfeccionar el trabajo en la militancia y en la propia institución cultural.

“Creo que va a ser un momento histórico y tenemos la posibilidad de vivirlo. A partir de ahí se trazarán nuevas estrategias, pues hoy la situación epidemiológica nos ha obligado a reinventarnos. Representamos a Cárdenas, de marcada importancia política, económica y social, que aporta muchísimo a la provincia y a la nación, y tendremos la oportunidad de interactuar con otros municipios para mejorar lo que hacemos hoy, y así ayudar a construir un país mejor.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 1 = 3